Origen de la Mano de Fátima

Desde la edad antigua y las primeras civilizaciones se empleó el uso del jamsa. La utilización del origen de la mano de Fátima se encontró en iconos judíos en frescos de una sinagoga en Siria del año 244 d. C. También se encontraron frescos con representándolo en la sinagoga de Beit Alfa, la cual se encuenta en Israel, en los años 518 – 527 d.C.mano de fatima pinturas sinagoga

El hamsa fue utilizado en forma de amuleto desde al año 820 a.C. por la civilización cartaginesa. En la zona norte de África se relacionaba este símbolo con la diosa Tanit (la diosa más importante de la mitología cartaginesa). Tras esto, el hamsa fue heredado por las civilizaciones de los bereberes y magrebinos.

Años después las culturas árabe y judía tomaron la simbología del hamsa con otros motivos. Es posible que se introdujera en estas culturas intentando reproducir en un amuleto la pintura de la mano de Dios.

En la civilización berebere tiene su origen en la protección, autoridad, fuerza y poder. Sin embargo, especialistas en la materia observan que existen afinidades entre la reliquia islámica de la mano de Jamsa con las culturas occidentales y la pintura de la mano de Dios.

Descripción y forma de la Mano de Fátima original

Este símbolo tiene una forma muy extendida conocida por ser una mano simétrica. Tiene un dedo corazón centrado, con los anulares a ambos lados y el dedo índice. Finalmente, tiene dos pulgares en ambos extremos del mismo tamaño y un poco curvados hacia el exterior.

mano fatima colgante azul

Reliquia de cristal azul colgado boca abajo con un ojo en el centro

Además en ocasiones contiene o esta fusionado con otros símbolos como el ojo de Fátima o el dios elefante Ganesha. Se suele encontrar en forma de pendientes o colgantes, en la puerta de muchas casas (sobre todo en la zona de marruecos) y en algunos adornos en hogares. Se han extendido mucho el uso de vinilos, tatuajes e incluso jabones con forma la forma de esta.